• Luis Ramón

El código de red no va para atrás

Actualizado: 29 de oct de 2020


El día que se anunció la cancelación de la cuarta subasta de largo plazo recibí una gran cantidad de llamadas de clientes con prácticamente la misma pregunta… ¿Significará esto que también el código de red va para atrás?

Lamentablemente para mis clientes (y para mi) no tengo un artefacto o la habilidad de predecir el futuro y no puedo dar una respuesta totalmente veraz, mucho menos en estos tiempos donde la razón en ocasiones parece no estar presente en la toma de decisiones. Sin embargo, me gustaría compartir con ustedes una reflexión personal de por qué el código de red no va para atrás y las razones que me hacen llegar a esta conclusión:

1. No es una promesa de campaña: Si algo tengo que reconocer del nuevo gobierno, es su compromiso de cumplir con lo que dijeron en campaña, aun cuando esté o no de acuerdo. Eliminar el código de red no es y nunca fue una de ellas. De hecho, no creo que siquiera se haya mencionado en las conversaciones al ser un tema tan técnico y tan poco popular. A diferencia de lo anunciado sobre la revisión de asignación de contratos derivados de la reforma eléctrica y que hoy en día estamos viendo las acciones sobre esta promesa.

2. Apagones: Pocas cosas son tan notorias como los apagones masivos. El 30 de mayo de 2018, de acuerdo con el CENACE, las distintas condiciones de operación combinadas con la ola de calor de ese día redujeron el margen de reserva operativa a menos del 6%, por lo que tuvieron que tomar acciones preventivas. Se hicieron apagones programados de 30 minutos, afectando por lo menos 29 ciudades.

La tasa de crecimiento esperada de la demanda eléctrica para el período 2018-2032 es del 3.2%. Es imperativo aumentar la capacidad de generación, transmisión y distribución del sistema eléctrico nacional. Eliminar la 4ª subasta nos pone en riesgo de tener mayor cantidad de apagones y de mayor duración.

Para 2018 se esperaba que el aumento de la capacidad de generación se diera en números gruesos 75% de fuentes convencionales y 25% de fuentes renovables. Para el final del período se esperaba las renovables representaran el 40%.

Las nuevas acciones del gobierno frenan los proyectos de inversión de energía renovable y lo que es una realidad, la CFE no cuenta con los recursos necesarios para llevar a cabo todas las obras necesarias en generación, transmisión y distribución en los tiempos requeridos.

Entonces, si no se tendrán las ampliaciones requeridas en el SEN, no nos queda más que buscar la eficiencia y confiabilidad. Esto es parte fundamental del código de red, por lo que ante este escenario su aplicación se vuelve incluso más necesaria, pues la gente si se da cuenta cuando falta la energía eléctrica en sus hogares.

3. Beneficios para CFE: Las señales de las intenciones de volver a unir las distintas empresas de CFE en una sola son claras. Y si existe algún beneficiado de que los centros de carga cumplan con los requisitos el código de red, son CFE Transmisión y Distribución. Con esto no quiero decir que esté mal, estoy totalmente convencido que los disturbios a la red deben solucionarse en su fuente y no trasladar la responsabilidad de la confiabilidad de la red en su totalidad a estos dos integrantes de la industria eléctrica. Pero si alguien pensaba que estas señales eran una indicación de que el código de red se eliminaría, la razón nos dice que es todo lo contrario.

4. Costos de energía: Existen precios sensibles para la población, además de la gasolina, los precios de energía eléctrica típicamente están en boca de todos.

En un sistema con nodos congestionados, malas eficiencias, pérdidas y paros en los sistemas de transmisión y distribución, muchos de estos temas ocasionados por las cargas, no exigir a los usuarios industriales el cumplimiento del código de red, sería darse un “balazo en el pie”.

Los usuarios industriales representan el 56% del consumo de energía eléctrica en el país y el 0.9% del total del número de usuarios. El solicitar a estos usuarios ser más eficientes y cumplir con requisitos técnicos para poder reducir los costos de operación, parecería ser una medida muy atractiva y popular.

5. Mensajes actuales: La Comisión Reguladora de Energía publicó el 14 de marzo la “Guía sobre los requerimientos técnicos del Código de Red aplicables a Centros de Carga”. Esto se llevó a cabo para difundir las obligaciones de los centros de carga derivados de los requisitos del código de red, reafirmando que se debe dar cumplimiento a este tema.

En conclusión, no veo señales que indiquen que el código de red “va para atrás” sino todo lo contrario. Sin embargo, esto es una reflexión completamente personal, basada en datos y el conocimiento que tengo a la mano. Por último, me gustaría solamente precisar lo siguiente. El cumplimiento del código de red genera beneficios inmediatos en los centros de carga que implementan las acciones necesarias. Y en el mediano plazo se generarán beneficios para todos los usuarios conectados, en la medida de que cada usuario se haga responsable de sus disturbios a la red y el SEN se vuelva más eficiente y confiable.



#CENACE #CódigodeRed

1 vista0 comentarios
  • LinkedIn - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Facebook - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • YouTube - círculo blanco