WATT THE FRUIT: La Transición Energética como 'Dieta' Sostenible para Nuestro Planeta

WATT THE FRUIT: La Transición Energética como 'Dieta' Sostenible para Nuestro Planeta

WATT THE FRUIT: La Transición Energética como 'Dieta' Sostenible para Nuestro Planeta

Atrévete a sumergirte conmigo en un emocionante recorrido que te llevará desde la explosión de la Revolución Industrial, donde el genio de James Watt plasmó contribuciones a la ingeniería eléctrica que aún resuenan, hasta la imperante transición energética que hoy día estamos protagonizando. Es un viaje tan esencial como el aire que respiramos, tan íntimo y personal como nuestra propia biología.

En medio del torbellino que fue la Revolución Industrial, James Watt reinventó la máquina de vapor, amplificando su eficiencia y funcionalidad, sentando las bases para las turbinas de generación eléctrica que actualmente conocemos. A su vez, introdujo el término 'horsepower' o caballo de fuerza para establecer una comparativa entre la potencia de estas máquinas y la fuerza de los caballos, que hasta entonces representaban la principal fuente de energía. La importancia de su aportación es tal, que aún hoy le rendimos homenaje cada vez que encendemos una bombilla y medimos su consumo en watts.

No obstante, así como los avances de Watt delinearon una era, en la actualidad nos encontramos frente a una nueva frontera, un desafío que demanda todo nuestro ingenio y capacidad de innovación: la transición energética. Para entender este reto de manera más profunda, te invito a realizar una comparación con nuestro propio organismo y los desafíos nutricionales a los que nos enfrentamos día tras día.

En nuestro artículo anterior, establecimos una analogía en la que compartimos que al igual que un cuerpo humano que necesita de una dieta balanceada y saludable para funcionar a plenitud, nuestro sistema eléctrico requiere una auténtica transición energética, un "cambio de dieta" hacia una mezcla de energía más diversa y sostenible. 

¿Y por qué necesitamos una diversidad de fuentes de energía sostenibles y balanceadas, en lugar de elegir simplemente la mejor opción? La respuesta depende de una serie de factores que es vital considerar. Vamos a desgranarlos uno a uno, tomando el ejemplo de nuestra alimentación para ilustrar cada uno de ellos.

Primero, los aspectos técnicos:

  • La disponibilidad de energía puede compararse con el acceso a ciertos alimentos nutritivos. Por ejemplo, las cerezas y el mango son fuentes excelentes de vitaminas, pero su temporada es corta. Del mismo modo, algunas fuentes de energía pueden ser intermitentes, como la solar y la eólica, que dependen del sol y el viento, respectivamente. Debemos encontrar fuentes de energía que sean confiables durante todo el año, al igual que necesitamos diversificar nuestra dieta para obtener las vitaminas que necesitamos.
  • La despachabilidad o la capacidad para seguir la demanda, pensemos en la carne seca. Se puede almacenar para consumirse cuando sea necesario, a diferencia de otros alimentos nutritivos que caducan pronto. Del mismo modo, necesitamos fuentes de energía que puedan almacenarse y utilizarse según la demanda.

Ahora, veamos los aspectos económicos: 

  • Los costos de operación y mantenimiento de una granja pueden compararse con los costos de operar y mantener una planta de energía. Algunas fuentes de energía son como cultivos que requieren sol, agua y fertilizantes; otras son como la cría de ganado, que requiere mucho más insumo y atención.
  • El costo de inversión inicial, pensemos en el costo de adquirir un terreno, materiales, maquinaria y mano de obra para convertir un pedazo de tierra en una granja. Igualmente, las plantas de energía tienen costos iniciales que deben ser amortizados.

Así mismo, veamos el punto de vista ambiental:

  • Las emisiones durante la operación. Una caloría es una caloría, ya provenga de un platillo saludable o de comida chatarra. Lo mismo sucede con la energía, un kWh es un kWh, pero el impacto colateral en el medio ambiente puede ser muy distinto.
  • Las emisiones para su construcción: Al igual que el caso anterior, no debemos olvidar las emisiones asociadas con la construcción de la infraestructura de energía. Siguiendo con la analogía de la alimentación, esto sería como centrarse en la nutrición de una cereza orgánica, rica en vitamina C y vitamina A, pero ignorando el hecho de que puede venir servida sobre un pastel lleno de azúcar, harina y grasas no saludables. De la misma forma, al evaluar una fuente de energía, no solo debemos considerar las emisiones durante su operación, sino también las emisiones producidas durante su construcción y mantenimiento.

Finalmente, los aspectos sociales:

  • Accesibilidad al recurso: Como es inviable basar nuestra dieta en alimentos exóticos, no podemos depender únicamente de fuentes de energía inaccesibles en la región o inconsistentes.
  • Densidad energética: Nuestro planeta tiene límites, al igual que la dieta. Imagina necesitar menos espacio y agua para obtener la misma cantidad de proteína de los grillos que del cerdo. Este principio de eficiencia también debe regir nuestras elecciones energéticas.
  • Riesgo: Del mismo modo que evitamos mariscos en épocas de calor, debemos sopesar los riesgos de las distintas fuentes energéticas, teniendo en cuenta posibles daños ambientales, seguridad operativa y estabilidad del suministro a largo plazo.

En definitiva, por más nutritivo que sea comer salmón salvaje, con brócoli orgánico libre de pesticidas y un toque de aceite de oliva, si todo el mundo intentáramos tener la misma dieta, acabaríamos con los salmones y dañaríamos los terrenos cultivables. Lo mismo ocurre con la energía. Cada región necesita una "dieta" energética particular que se ajuste a sus necesidades y circunstancias específicas, no hay recetas mágicas.

En nuestro Centro de Investigación e Innovación Tecnológica en Aplicaciones Prácticas (CIITAP), estamos trabajando en proyectos que buscan enfrentar los desafíos modernos en ingeniería eléctrica y tecnología de energía. Estamos empeñados en explorar el futuro de la energía, de la misma forma en que lo hizo James Watt con el vapor hace siglos. Te invitamos a conocer más sobre nuestros esfuerzos y a unirte a nosotros en este emocionante viaje. Haz clic aquí para explorar cómo estamos cambiando la "dieta" energética de nuestra sociedad para un futuro más sostenible. ¡Te esperamos!

Si necesitas más información de nuestros productos, tenemos un equipo listo para atenderte. Envíanos un mensaje y uno de nuestros expertos se pondrá en contacto contigo.

¡Suscríbete
a nuestro blog!

Inscríbete con tu correo para recibir noticias y actualizaciones mensuales

Artículos recientes

Código de Red y nuestros Casos de Éxito - CEMEX

Código de Red y nuestros Casos de Éxito - CEMEX

Ha sido un gran honor para nosotros que CEMEX México, nos diera su confianza para llevar a cabo todos sus proyectos de cumplimiento de código de red, en sus 13 plantas cementeras.

Ver más
Nueva asociación en Diram con Southern States

Nueva asociación en Diram con Southern States

El pasado día 29 de septiembre de 2021 firmamos un acuerdo con Southern States, dónde esta importante empresa adquiere una participación accionaria en DIRAM.

Ver más

Algunos de nuestros clientes